LOS TRES LUGARES DEL TERMÓMETRO EXPLOSIVO